7 abr. 2017

Reseña: The Buddha of Suburbia - Hanif Kureishi

Título: The Buddha of Suburbia (El buda de los suburbios) 
Autor: Hanif Kureishi
N° de páginas: 284
"El buda en cuestión es el padre de Karim, un respetable pakistaní de clase y edad medias, casado con una inglesa, que un buen día decide brindar a las amas de casa y a sus maridos de los suburbios la ración de trascendencia y éxtasis místico a que todos creían tener derecho en los años setenta. El adolescente Karim tolera con juvenil cinismo los desvaríos de sus mayores. ¿Acaso no está él siempre a la búsqueda de diversión, sexo y respuestas a los más diversos interrogantes de la vida? Pero todo se saldrá muy pronto de su cauce y Karim verá las puertas abiertas para lanzarse a la "vida verdadera" en ese caldero mágico de feminismo, promiscuidad sexual, teatro, drogas y rock and roll que era el Londres multirracial y fascinante de los setenta, durante el fin de la era hippy y los albores del punk."

Primer y último párrafo del libro:
Primero:
"Mi nombre es Karim Amir, y soy un inglés de pies a cabeza, casi."
Último:
"Pensé en el embrollo que todo había sido, pero que no sería así siempre."

Trozos varios y sin importancia:
Pág 34: "No había opción. Ted y Jean se deslizaron de a poco al suelo. Debían de haber pasado años desde que la Tía Jean hubiera estado cerca del suelo, excepto cuando está borracha."
Pág 129: "Estaba medio inconsciente e intentaba no llorar. Sabía hasta que punto habían llegado las cosas.
-Tómalo con calma -le dije-, mantente lejos de las personas esta noche.
-Me siento mejor, ¿está bien?
-Bueno.
-Por el momento.
-Ok."
Pág 201: "-¿Deberíamos besarnos? -me dijo después de un rato, acariciando mi cara con delicadeza.
Entré en pánico. -¿Qué?
-Sólo un peuqeño beso para comenzar, para ver como nos llevamos. ¿Te asusto?
-Sí, porque pensé que dijiste que tuviéramos un niño, no que nos besáramos.
-Quizás después, pero ahora..."
 
Opinión: The Buddha of Suburbia es un libro del que nunca había escuchado en mi vida hasta que me topé con él en plena mesa de los más recomendados en una librería bien grande en Londres. De hecho, estaba en dos mesas de recomendados con temáticas distintas: LGBT y libros Londinenses, así que como tanto querían convencerme de que lo leyera, terminé comprándolo, porque soy fácil y porque se veía lo suficientemente interesante como para arriesgarme.
I’m glad I did.
La historia se centra en Karim, un chico con raíces Indias que vive en los suburbios de Londres, más bien al sur, donde la gente es racista y el color de su piel es más importante de lo que debería. Su padre es musulmán, y recientemente se había estado interesando en la Yoga, la meditación y el equilibrio espiritual, ah sí, y también en engañar a su esposa. A Karim no le importa mucho al principio, ya que mientras su padre conquista a la mujer, él mismo está ocupado coqueteando en su hijo, que por lo demás no parece tener problemas en que Karim esté interesado en él.
Y la verdad, eso es todo el LGBT que hay en este libro. Quizás hay un beso, no me acuerdo, pero más que nada Karim va a cualquier persona, y todas las personas en general van a todas las personas, y ya no sé qué es por orientación sexual y qué es por promiscuidad. ¿Me molesta? No, en absoluto, el libro me gustó bastante, pero no lo catalogaría de LGBT, sino más bien de orgía o lo que sea.
El punto fuerte de este libro, en cambio, son las alusiones al racismo. No sólo con Karim, sino con toda una variedad de personajes de color que lo rodean, pero hay algo interesante, no es un libro escrito por un blanco que cree saber cómo se siente un grupo que está siendo discriminado. No, el autor muestra una realidad un poco distinta a la que estamos acostumbrados, sobretodo porque Karim no se toma el racismo tan a pecho y su hermano mucho menos, mientras que su mejor amiga sí. Es interesante leer este tipo de cosas, para entender las diferentes perspectivas de las personas, y como, en todas partes y en todas las situaciones, hay veces que ciertos asuntos nos importan más o menos de lo que deberían.
Por otro lado, nunca había leído un libro que fuera conformado casi exclusivamente por personajes Indios, y debo decir que me encantó. Me encantó conocer distintas costumbres y formas de ver la vida, y si bien ya dije antes que el libro era un poco inescrupuloso, eso también me gustó muchísimo. Digamos que me salí bastante de mi zona de confort con esta historia.
Un punto negativo es que en algunas partes puede volverse pesado, o un poco confuso, pero además de eso, creo que vale la pena leerlo, eso sí, sin expectativas, porque lo que sea que vayan a buscar, no es lo que van a encontrar.


2 comentarios:

Blogdeelizabeth dijo...

Hola!
desde luego la portada es preciosa, pero no me llama mucho la atención , pero gracias por la reseña! un beso guapa

La Coneja de Papel dijo...

¡Hola!
Conocía al autor porque en clase leímos una historia corta de él que se llama My Son the Fanatic, que va también del racismo y la inmigración, y la verdad es que estuvo muy interesante. Y este libro lo conocía porque mi profesora me ha hablado de él y porque lo he tenido entre manos más de una vez en la biblioteca de la uni, pero nunca me animo a leerlo. Como ahora tengo un poco de tiempo, creo que le daré una oportunidad ^^ Gracias por la recomendación, está bien ver que no todas las reseñas son de las mismas novedades!
¡Nos leemos!

Archive

Subscribe

Flickr